El Aceite de Maqui es un gran aliado natural para el cuidado de la piel. Contiene altas concentraciones de polifenoles, antocianinas, vitaminas C y B5, alcaloides y taninos.

El maqui mejora el metabolismo celular cutáneo, esto porque contiene polisacáridos, que bloquean los radicales libres, y evitan el envejecimiento prematuro de la piel.